Cerraduras electromagnéticas

Las cerraduras electromagnéticas o maglocks están formadas por un poderoso electroimán montado en el marco y una placa unida a la hoja de la puerta. Al activarse, el electroimán sostiene firmemente la placa y la puerta permanece cerrada. 
Son muy populares entre nuestros clientes debido a su fácil instalación, durabilidad y resistencia. 

Tipo de instalaciones

L

Pensado puertas que se abren para fuera

La contraplaca se instala directamente en la puerta y el electroimán debajo del dintel. En caso de que el marco sea muy estrecho se utiliza una  escuadra en forma de L

Z

Para puertas que se abren hacia adentro

Se utiliza una escuadra en forma de Z para fijar el electroimán al dintel de la puerta. Debe instalarse en el lado contrario al de las bisagras.

Para ME y MEX

U

Ideal para puertas de cristal

Para no dañar la hoja en las puertas de cristal se necesita una escuadra para instalar la contraplaca. Esta escuadra tiene forma de U y se fija en la parte superior de la puerta.

F

Para puertas cortafuegos

La contraplaca se conecta a un soporte específico para puertas Ei. De esta manera, no es necesario perforar por completo la puerta y perder su certificación.

S

Puertas correderas

En las instalaciones para puerta corredera, se integra el electroimán en el lateral del marco que recibe la hoja de la puerta. La contraplaca se fija a la hoja como muestra la ilustración

E

Instalación empotrada

La nueva instalación invisible ofrece a arquitectos e ingenieros una gran solución a problemas estéticos y de seguridad.
El electroimán y la contraplaca van incrustados en el marco y la hoja de la puerta respectivamente.
Ideal para puertas de vaivén o de un solo sentido de apertura.